¿Morirá la televisión?

2 comentarios


Sálvame...de él!!La televisión tal y como la conocíamos, se muere. Va a fallecer víctima de sus abusos y sus incorrecciones, de su olvido por el pasado, de sus excesos. Excesos de publicidad, llenando bloques de veintitantos minutos con anuncios monolécticos que ya no interesan a nadie. Abusos de la telebasura, de la “fast food” televisiva, diarreas mediáticas guiadas por presentadores-divas fáciles de odiar. Olvido de dos de sus labores, la de informar y la de formar, pues la información que venden ya está pagada por oscuros intereses ajenos al común y la formación hace tiempo que se ha extinguidos de los canales de máxima audiencia.

Donde antes había un “1, 2, 3” que reunía a las familias ahora hay un “Sálvame” que las separa. Donde antes había un Félix Rodríguez de la Fuente enseñando a los niños los principales valores humanos ahora hay un Jordi Hurtado haciendo gala de todo lo opuesto. Heidi ha sido aniquilada por Pokemon, y series animadas como Ruy el pequeño Cid, Quijote y Sancho o Érase una vez el hombre se han perdido dejando la educación infantil a las Supernenas. De mal en peor.

La televisión pierde fuelle por lo mismo que pierde ventas la industria discográfica: por no hablar el idioma del público. Nadie quiere planificar su vida alrededor de una parrilla de televisión, quieren imponer su propio palimpsesto adaptado a sus horarios. Si quieren ver House se lo bajan, lo ven cuando les da la gana, lo pausan si es necesario y en el momento en que lo sea, y además no tienen que esperar meses o años a que una cadena de turno decida incluirlo en su programación de madrugada y cancelarla a las tres semanas.

Los megadirectivos de las cadenas de televisión se han preocupado tanto de luchar unos contra otros por los ansiados puntos de audiencia, que se han olvidado del consumidor de su producto, el espectador de sus programas. Y este espectador, harto de que le ignoren, se busca la vida.

Telebasura viendo mierd...Pronostico por tanto dos posibles futuros: el primero vería una muerte lenta del medio televisivo, anclado en el pasado y en el egocentrismo, agarrado a un público fiel pero cada vez menor y de más edad, y por tanto finito y con fecha de caducidad. El segundo, que anticipo pienso es el mas probable, contempla una televisión que se fusiona con el otro medio audiovisual por excelencia, Internet, y adapta sus contenidos y producciones al ritmo de su verdadero dueño, la audiencia, que por fin podría tener la programación que desea y tanto tiempo lleva mereciéndose.

Sólo de esta forma podría el medio convencional por excelencia hacer frente a los poderosos medios no convencionales, que menos saturados y más flexibles,  empáticos y directos, vienen pisando fuerte y amenazan con aplastarle. Al fin y al cabo, es la televisión quien sigue teniendo la llave para producir los mejores contenidos (HBO siempre será HBO, claro que también es posible que Telecinco siempre sea Telecinco…), los más demandados y los más idolatrados (el fútbol, las series y el cine, aunque este dependa de otro medio en primera instancia). Sólo tiene que aprender, de una vez por todas, a ofrecerlos en una caja acorde con la calidad de su contenido.

Veremos.

IT en España

7 comentarios


Un informático nunca descansa

Hoy me gustaría hablar de una cosa que me toca bien de cerca en temas profesionales. Yo, para todos aquellos que no me conocen, soy informático. Así, genérico. No soy un programador, ni un analista de sistemas, ni un técnico de seguridad informática ni nada en particular y todo a la vez. Soy, como mucha gente en este país que se dedica a esto, una víctima del estado de esta materia por parte del Estado, los clientes y las empresas. Pero empecemos por el principio. Gran parte de culpa de mi no especialización es mía, por supuesto. Como informático vocacional siempre he sentido curiosidad sobre este mundo, desde bien pequeño. Con 5 ó 6 añitos yo ya sabía que quería dedicarme a pasarme el día delante de un teclado haciendo cosas aunque entonces aún no tenía muy claro qué eran esas cosas. Mi formación ya empezó con aquellos programitas en BASIC que te hacías en el Spectrum de 1K con sus teclas de gomilla. Sí, aquellos :

10 PRINT “TONTO EL QUE LO LEA”

20 GOTO 10

Era la rehostia ya de pequeñito.

Mis juguetes de infancia fueron siempre un ordenador y un libro, aficiones que aún hoy tengo. Me manejé en los tiempos pre-Windows con MS-DOS y cosas aún más raras como el SO propio de Amstrad que venía en diskettes de 5 ¼ , una delicia retro. Hice mis pinitos en programación con el susodicho BASIC, con COBOL, con Pascal… vamos, lo que la mayoría de gente que está en esto por vocación. Desafortunadamente mi generación es demasiado joven para ser un gurú de aquellos que inventaron todo y demasiado mayor para haber disfrutado de planes de estudio serios y bien orientados. Por orden matriarcal fui matriculado en el BUP de toda la vida y apartado de aquellos FP administrativos que, y cito textualmente, “na más que hacen los delincuentes”. Mi madre es así. Claro, mi iniciativa, motivación y rendimiento académico cayeron en picado y lo dejé asqueado en COU sin haber disfrutado ni un sólo segundo de los temarios que me impartieron en el instituto. Sin carrera, sin motivación laboral, sin ganas de seguir perdiendo el tiempo me puse a trabajar de lo primero que pasó por mi lado, camarero. Y allí estuve unos años, viviendo una vida que no me llenaba y sintiendo que tu potencial se va pudriendo poco a poco.

Con 20 años tuve una oportunidad y no la dejé pasar. Salía por entonces con una chica que era programadora en una consultora y me sugirió que hiciera una entrevista. Yo no creí que la pasara ni de coña con mi historial pero, oh, sorpresa, la pasé sobradamente y me ofrecieron un puesto de programador. Mi primer trabajo remunerado de informático, mi sueño hecho realidad. Aunque llamarle remunerado es hacerle un gran favor, claro, pero sin experiencia previa asumí que era lo que tocaba pasar. Y empecé a hacer lo que aún hoy me gusta hacer, pasarme las horas delante de un teclado. He estado un total de 10 años haciéndolo y sigue siendo una de las cosas que más me hace disfrutar en esta vida. Y estoy meditando seriamente dejarlo para siempre.

Cada vez que un informático hace una hora extra...

Por muchos motivos. Uno de ellos es la situación del mercado laboral, los puestos escasean, yo actualmente estoy en paro y mi CV académico genera muchas dudas en las entrevistas de trabajo. Plantearme ahora hacer un acceso a mayores de 25 años, una carrera y pasar 5-6 años más estudiando para poner el CV al día me parece fuera de lugar. Si llevo 10 años trabajando en ello debería ser evidente que valgo para hacerlo. Pues parece que no. O más bien que no cobrarán lo mismo por mí a los clientes finales porque, por si no lo sabéis, en este país es imposible encontrar trabajo de IT en un cliente final. Estamos completamente dominados por las consultoras o mercados de la carne como nos referimos los consultores a nuestras empresas. Es un aro por el que un 90% de los informáticos tenemos que pasar, nos guste o no. Y una consultora significa muchas cosas. Movilidad laboral, sueldos competitivos (bajos), horarios extensos (no remunerados), jerarquías donde se cumple el Principio de Peter a rajatabla, malas formas y nula seguridad.

Menudo panorama, diréis no sin razón. Pero vaya, quien más o quien menos siente cosas similares en otros sectores, tampoco es que seamos los únicos. Ya, sí, tenéis razón. Pero hay que contar una cosa importante. En el mundo de la informática no se deja nunca de estudiar. No existe campo alguno del conocimiento donde las cosas evolucionen tan rápido y lo que hoy sabes valga tan poco mañana. Es un área de conocimiento que te obliga a formarte constantemente y sin pausa bajo riesgo de quedarte desfasado y no ser competitivo. Es sumamente estresante. Añadamos el hecho de que realmente cobras poco por encima de lo que cobra un trabajador no cualificado y empiezas a entender porque las facultades de Informática se están vaciando a un ritmo alarmante. ¿Quién quiere trabajar de esta manera, currárselo tanto a nivel de formación y compromiso para cobrar lo mismo que alguien sin estudios y con un trabajo sencillo? Respuesta, la gente que no estamos en esto por el dinero o por una carrera laboral, la gente que está en esto porque les gusta, porque se sienten realizados. E incluso estos estamos perdiendo la fe. A lo mejor el día de mañana hay que importar informáticos de fuera para no caer en el olvido digital. A lo mejor estos informáticos os mandan a la mierda.

Yo ya os he avisado.

No te lo pierdas: Espoiler.tv

Deja un comentario


Hoy empezamos una serie de posts llamados “No te lo pierdas”, en los que pretendemos recomendar cualquier cosa que creamos digna de ser recomendada.

Y como es de bien nacidos el ser agradecidos, voy a empezar por el sitio web que dio origen a este blog. ESPOILER.tv. Me explico: todo comenzó con una conversación sobre series por Twitter, que terminó con Anakinet (A.K.A. Tank) recomendándome una visita a la web ESPOILER.tv, y más en concreto a su maravillosa Agenda. Ese día cambió mi vida en cuanto a la actividad de ver series.

Espoiler.tv y su agenda

Muchos de vosotros seréis serieadictos como nosotros dos, y seguiréis no una ni dos, si no varias series “made in USA” que os bajáis a su debido tiempo de la red, vía Torrent, Emule o lo que sea. Cuando las series se acumulan, o el número aumenta considerablemente, seguirlas a velocidad de publicación local se convierte en una tarea harto difícil. Ya no solo porque no da tiempo a verlas todas, si no porque se nos olvida bajarnos esta o aquella, no sabemos si ya ha salido el siguiente capítulo o por donde íbamos de aquella que hace un mes que no vemos. Vamos, un despelote, que diría Joaquín.

Con ESPOILER.tv ese caos se acabó. A través de su Agenda uno agrega las series que sigue y las que tiene pensado seguir, selecciona el capítulo por el que va, el programa con el que los baja (descarga directa o torrent) y si la ve en HD o no. Una vez seleccionados estos parámetros (de forma individual para cada serie), solo tenemos que darle al botoncito de bajar para que se nos abra una búsqueda en Google con las palabras clave exactas para encontrar nuestro enlace deseado.

Cuando hayamos visto un capítulo, lo marcamos como “Visto” e inmediatamente la Agenda nos dice qué capítulo nos corresponde a continuación y, en caso de que aún no se haya emitido, que día lo hará. Y diréis, “¿Ya, pero como me acuerdo yo del día que me ha dicho sin tener que entrar a mirar continuamente si se ha emitido o no?”. Pues muy sencillo. Tiene un feed RSS en el que te notifican cuales de tus series se han emitido la última noche y ya están disponible para bajarlas, además de cuales tienes aún pendientes de ver y demás. Una maravilla organizativa, vamos, la asistente personal de los seriéfilos.

La web Espoiler.tv tiene muchas otras funcionalidades

Pese a que la Agenda es la “Killer Application” de la web, ESPOILER.tv es además una tremenda base de datos en la que consultar argumentos, puntuar series y estar al tanto de todo lo que las rodea. También mantienen al día un blog de lo más recomendable si te gusta el mundillo, y unos cuantos tutoriales realizados con maestría para los más profanos en la materia.

Por último añadir que la web no es nueva ni mucho menos, ya lleva un buen tiempo funcionando, pero busqué información sobre ella en la web y apenas encontré nada en ningún blog, así que creí de justicia hacerle algo de promoción a un sitio muy bien pensado, que nos hace la vida más fácil y que encantará a aquellos que no lo conozcan todavía.

Puntuación: 4,5/5.

¿Es Facebook realmente útil para una empresa?

3 comentarios


Tira cómica sobre Facebook

Tenía que escribir sobre ello. Llevo pensándolo unos cuantos días y hoy toca post marketiniano. Mi pregunta es, ¿hasta qué punto es Facebook útil para una empresa?

Explico la cuestión: comprendo que marcas como Coca-Cola, Apple, Real Madrid (sí, es una marca), Harley Davidson o Ferrari tengan su página de Facebook, su grupo para los fans. Son marcas fetiches, empresas que viven, además de sus productos, de una imagen icónica que ha generado movimientos culturales y sociales diferentes entre la gente. Comprendo que estas organizaciones proporcionen a sus leales seguidores un lugar en el que reunirse, debatir y sentirse parte de un colectivo en torno a ellas.

Pero, ¿de qué le sirve Facebook a, por ejemplo, a Muebles Cueto? ¿Y a Sanitarios Lamosa? ¿Quién, a parte de familiares y amigos de los propietarios y tal vez algún cachondo, medio en broma medio en serio, se va a hacer “gustador” (y digo “gustador” porque hasta hace nada era “fan”, pero los chicos de Facebook se han entretenido esta semana en cambiarle el nombre al tema y ya no sé como llamarlo) de sitios semejantes? ¿Alguien está muy interesado en recibir actualizaciones (de pascuas a peras, porque están casi en abandono las respectivas páginas) de semejantes negocios?

Sé que hay gente para todo, y sí, el “si mi competidor está como no voy a estar yo” se impone, y hay que estar en todos sitios para que te vean… vale. Son máximas establecidas y difícilmente combatibles, pero, ¿de verdad merece la pena el pequeño esfuerzo en tiempo de mantener este tipo de páginas en Facebook? Creo que en casos así, los tiros deberían ir por otro sitio.

Al fin y al cabo, Facebook es un sitio de encuentro para jóvenes. Sí, ya lo sé, vuestro padre tiene y el abuelo de un amigo también, pero no es lo habitual. El usuario mayoritario de Facebook es mujer y tiene entre 25 y 34 años. Así de sencillo. Y se usa para subir fotos, jugar a la granjita y comentar con l@s amig@s. No para estar enterado de lo que hace Muebles Manolo o Taller Ramón y Perico.

Para estas empresas, creo más acertado un blog. No requiere mucha actualización, apenas alguna noticia de vez en cuando sobre el mundillo en el que se mueven, sobre el sector, o sobre nuevos productos. Y a quien le interese, una suscripción RSS y a otra cosa. Permite el mismo tipo de Feedback y además se pueden ocultar los seguidores que uno tiene, para que no resulte tan patético dar a conocer que solo te siguen 14 personas, por ejemplo.

O si el blog parece muy complicado (que no lo es), y las actualizaciones no serían muy frecuentes, una Newsletter. Sencillita, directa, que solo reciba el que lo pida. Tiro franco al target adecuado, tiempo empleado eficazmente y administración de recursos efectiva y acertada.

Y ojo, que con esto no quiero privar a nadie de tener su paginita en Facebook, pero es que a veces el efecto es más negativo que positivo, y como no nos sobra el tiempo ni todos tenemos cuatro Community Managers dedicados a nosotros, pues que mejor que apuntar nuestras armas de comunicación en la dirección de correcta, eligiendo un medio más afín… ¿no?

Me gustaría que comentarais que os parece, si estáis de acuerdo, si a vuestra empresa le va bien su pequeña página en Facebook… en la conversación está la riqueza. Lo espero con entusiasmo 🙂

Homenaje a Terry Pratchett

10 comentarios


Terry PratchettSupongo que si digo que Terry Pratchett es uno de los autores más influyentes y prolíficos de la literatura actual no sorprendería a mucha gente. Atrás quedaron los tiempos en los que encontrar su obra en un librería o biblioteca era poco menos que una quimera, hoy en día podemos disfrutar de casi toda su obra traducida en nuestro idioma con una facilidad que, de haberlo sabido 15 años atrás, haría saltar lagrimones de felicidad de mis ojos.

No siempre fue así. Por desgracia el mundo editorial en este país está a la altura de cosas como la honradez, el sentido crítico o el sentido común, el menos común de los sentidos. Irónicamente la obra de Pratchett está plagada de todas estas cosas (lo cual quizá explique su poca difusión hasta ahora , por otro lado), aunque creo que el Maestro disfrutaría de la ironía de la situación.

Hace años Martinez Roca se hizo con los derechos de publicación de sus libros en su colección Gran Fantasy. Ediciones cuidadas, en tapa dura, bien traducidas y revisadas, joyas en sí mismas. Yo tuve la suerte de disfrutar de ellas e, incluso, de poseer una copia de El segador que perdí a manos de una ex-novia despechada que supongo que no sabrá el tesoro que tiene entre sus manos. Y luego desapareció. Durante años encontrar un libro nuevo de un autor que vende más que nadie en el mundo anglosajón (aún no existía Harry Potter) era tarea imposible. No se editaba nada, absolutamente. Años oscuros y depresivos en los que releías una y otra vez aquellas primeras ediciones ansiando tener acceso a algo nuevo, a un chute más de aquella prosa sin capítulos que destilaba tanto sarcasmo, tanto realismo, tanto arte, no en la manera de escribir o en la historia en sí, sino en la forma de hacerte pensar que tenía. Porque creo que esa es la gran virtud del Hombre del Sombrero, el hacerte pensar. Ya no se trata de lo bien o mal que te puedan caer los personajes (que lo hacen y mucho) o de lo mucho que te puedas identificar con alguien en concreto (creo que todo el mundo que lee a Pratchett se siente un poco Vimes) sino la manera que tiene de meterte en la cabeza razonamientos morales, lecciones de la vida que nunca te habías planteado, situaciones cotidianas retorcidas hasta llevarlas al absurdo que te hacen ver lo estúpido de algunas cosas que nos pasan cada día. Todo eso es Pratchett para mí.

Plaza y Janés se hizo con los derechos un buen día y nos sacó de la oscuridad para meternos de lleno en una era más luminosa. Aunque más bien gris, para qué engañarnos. Pese a lo agradecido que estoy por haber abierto el grifo la verdad es que podían habérselo trabajado un poco más. Las primeras ediciones de P&J eran bastante malas. Errores severos de traducción, incoherencias en los nombres, falta de páginas o duplicado de ellas, sinopsis en las solapas que nada tenían que ver con la historia que contaban dentro, el uso de la palabra Mundovisión… en fin, un desastre. Pero al menos llegaron títulos nuevos a nuestras manos aparte de reeditar los inaccesibles de Martinez Roca que ya se cotizaban carísimos. Por primera vez pudimos dejar Buenos Presagios (tremendo libro escrito a medias con Neil Gaiman que publicó otra editorial en esos años oscuros) y coger savia nueva para nuestras mentes hambrientas.

MundodiscoCon estas ediciones de bolsillo pasamos unos años entretenidos aunque algo locos. Luego comenzó a editarse en cartoné lo que aún no había sido visto en este país con desigual suerte y saltándose varios libros a la torera (El país del fin del mundo fue publicado antes que Tiempos Interesantes por lo que no sabíamos qué coño hacía Rincewind en XXXX). Pero bueno, el ritmo de publicación, sin ser increíble, sí que era más alto por lo que ya estábamos felices.

Y, finalmente, el boom. Un buen día decidieron que Pratchett era un autor rentable y se empezó a sacar dos libros por año como mínimo en ediciones más que aceptables. Cohetes volaron, los ángeles soplaron sus trompetas y nuestros bolsillos fueron vaciados con amplias muestras de placer por nuestra parte. Desde entonces cualquier fan puede acceder a prácticamente toda su obra, incluso se han subsanado garrafales errores como no haber editado Fausto Eric e incluso han publicado este mismo año El último héroe en su formato original con ilustraciones. Todo esto hace que la obra de Terry Pratchett sea hoy en día copiosa y fácilmente obtenible en España.

En otro alarde de sentido común e intelecto sin parangón se hicieron con los servicios de, a mi parecer, la persona más experta en Pratchett de España, Manu Viciano, para ejercer de asesor de traducción de estos libros. Estando dichas revisiones en sus manos hemos disfrutado de las mejores obras tanto en forma como en fondo ya que Manu ha hecho un trabajo impecable y valiosísimo de documentación y asesoramiento en la traducción y se nota su mano sobretodo en novelas como Soul Music donde sin él simplemente estaríamos mirando un catálogo de canciones inglesas que ni nos sonarían. Además es un tipo cojonudo, !qué narices¡, así que le dedico este post por ser un tío tan majo, tan implicado y por haber hecho tanto para que podamos disfrutar del catálogo más impresionante de la literatura contemporánea. Que los años juzguen justamente al Maestro.

¡Que se termine Lost!

2 comentarios


El reparto de Lost

No me crucifiquéis, Lostadictos. Me gusta la serie. La he seguido desde el principio, desde que Hugo le saca la lengua a Walt, desde que Locke cazaba jabalís, desde que Sawyer era imbécil y Kate misteriosa, y Desmond no existía.

Me han intrigado mil misterios y más de los que no me acuerdo ya, y así llevo seis años. La dejé en el capítulo 14 de la primera temporada y volví a retomarla dos años después. Le di una segunda oportunidad y he adoctrinado a familiares y amigos que ahora son seguidores de las aventuras en la isla. Y no me arrepiento de nada de esto…

…pero por Dios, que se acabe.

Nos lo hemos pasado bien viéndola, ¿verdad? Han habido temporadas que no han servido de nada, ¿verdad? Hemos conocido personajes que no olvidaremos nunca y otros de los que casi no recordamos el nombre ¿verdad? Pero bueno, es nuestro Lost y se lo perdonamos.

Ahora toca que se acabe. Porque ya está bien de put*ar a toda esa gente, que bastante tuvo con esnafrarse en un avión. Porque algunas tramas ya huelen a rancio, y porque el cuerpo nos pide un final que cierre el círculo de una santa vez.

Como dice Tank, por este blog presente, llevamos demasiada paja a cuestas ya con esta serie. Tengo la sensación de que cada capítulo que se añade resta calidad a la obra, de que se ha improvisado demasiado, de que una producción que pudo ser maestra se va a quedar sólo en “muy buena” por el devenir de los caprichos de los guionistas.

Por tanto que se acabe de una vez, que aplaudamos todos juntos tras los créditos finales y a otra cosa, que ya apetece tener espacio en la serieteca para cosas nuevas.

Y los que no queréis que termine, no lloréis. Al fin y al cabo, siempre nos quedará Dexter 😉

Pósters de películas alternativos

3 comentarios


Revisando mis feed RSS como cada mañana he dado con un post de lo más interesante en Abduzeedo sobre reinterpretaciones de pósters de películas famosas o clásicas.

Star Wars, Jurassic Park, las de Tarantino, Frankenstein… un montón de films que todos conocemos presentados en carteles que difieren, y mucho, de los que se presentaron para su promoción comercial o la carátula de sus respectivos formatos de reproducción casera (DVD o VHS, según la época 😉 ).

Os dejo aquí una pequeña selección de mis favoritas, podéis ver más en el post original en Abduzeedo.com o en las páginas de los diferentes diseñadores.

Kill Bill Vol. 1

Star Wars

El Hombre Lobo

El Mago de Oz

Cantando bajo la lluvia

Transformers

Alien

Artistas:

Older Entries