¡Un post un poco más picarón para celebrar que es viernes…!

Cuando éramos niños nos gustaba jugar con nuestra Game Boy. No nos faltaba ningún juego: ni el Super Mario, ni el Tetris, ni las Tortugas Ninja. Peli que salía, juego que queríamos.

Pero uno se hace mayor, los gustos cambian y encuentra nuevas diversiones… eso sí, nunca está de más recordar nuestros antiguos divertimentos practicando los nuevos… ¿no?

Esta divertida idea es obra de Ben Marsh, que andaba ya aburrido de las cajitas de Durex y Control de toda la vida… y pensó: “Si esto es divertido, ¿porque no un packaging que sea acorde al entretenimiento que promete?”

Pues eso.

Hay una enorme variedad: desde el Sextris, hasta el Super Mario del Amor…

Al fin y al cabo, nos pasábamos la partida esperando a que saliera el palote… ¿no?

El juego está en el interior del cartucho.

¡La caja tiene la forma de una Game Boy, la máquina de la diversión!

Visto en: Zeutch.

Anuncios