Algunos medios puede parecer que están saturadísimos de publicidad desde hace decenios, y que ser creativo en ellos solo puede lograrse a través de maravillosas y ultimísimas tecnologías.

Nada más lejos de la realidad. La marca Koleston ha sacado unas vallas para promocionar su tinte, con el que puedes cambiar de rubia a morena “en un par de horas”. Y ayudada por el entorno, de forma sencilla y económica… ha lanzado su mensaje. En mi opinión, genial, efectivo y brillante.

Visto en Creative Criminals.

Anuncios