Héroes de toda la vida

3 comentarios


Navegando por la red me he encontrado con la obra de Andreas Preis, un diseñador que utiliza las texturas y las formas geométricas para crear inulstraciones de personajes ficticios que todos conocemos.

Me ha llamado especialmente la atención su serie sobre héroes de nuestra infancia, esos personajes que todos tendremos siempre grabados en la memoria porque con sus aventuras nos hicieron soñar delante de la pantalla. Andreas Prei realiza retratos de personajes tan carismáticos como Michael Knight (el famoso “hombre que no existe en un mundo lleno de peligros”) o el maestro Miyagui, con sus célebres frases de la pequeña y gran pantalla. Seguro que a todos os entra nostalgia de vuestros tiempos mozos… 😉

Os las dejo aquí para que las disfrutéis, podéis ver más de su obra en su web.

Buscando la inspiración en la infancia

Deja un comentario


Lo había pensado muchas veces pero hasta que no he visto el post de NiceFuckingGraphics no había visto ningún ejemplo.

Siempre he creído que cuando somos niños, en nuestros dibujos o nuestras creaciones, en nuestros propios juegos, gastamos las creaciones más originales y diferentes de nuestras vidas. Cuando crecemos podremos ser más o menos brillantes en cuanto a creatividad, pero jamás volvemos al nivel de nuestra infancia. Demasiados tabúes, experiencias o frenos morales, entre otras cosas, nos condicionan y por mucho que queramos, jamás volamos libres.

Parece ser que el ilustrador Dave DeVries también piensa algo semejante, y ha decidido buscar su inspiración entre los niños. Utiliza dibujos de monstruos creados por mentes infantiles para adaptarlos con la habilidad y la maestría técnica que le han conferido los años. Al proyecto lo ha llamado “The Monster Engine” y podéis ver aquí toda su obra. También tiene algún superhéroe en la galería.

El resultado, en mi opinión, es buenísimo. Os dejo unos cuantos.

Dibujante de fotos

6 comentarios


Si sois aficionados a la fotografía y a la creatividad, siempre estaréis buscando imágenes que sean diferentes, tengan un puntito abstracto o bizarro y llamen a volar a la imaginación, ¿verdad? Al fin y al cabo, muchas personas, artistas profesionales o no, emplean las cámaras de fotos como una herramienta para mostrar a los demás el mundo que ellos ven, para plasmar en algo tangible lo que ellos guardan en su interior. Se dice que las fotos no son otra cosa que la representación de como ven el mundo los que las hacen. Y es verdad.

En este caso, no puede ser más cierta esta creencia: Ben Heine es un fotógrafo/ilustrador belga, que ha conseguido fusionar dos mundos: el real, plasmado mediante fotografías, y el de su divertida imaginación, redibujando los escenarios de esas fotografías como a él le gustaría que fueran, y uniéndolos a los mundos reales que en ellas aparecen. En fin, mejor verlo que explicarlo con mil palabras. Arte, fantasía y fotografía fusionados de una forma divertida y genial.