El árbol que habla… ¡y twittea!

4 comentarios


¿Alguna vez os habéis preguntado qué dirían los árboles si pudieran hablar? ¿Qué contarían? Tal vez fueran pesados y lentos, como Bárbol, y soltaran un “Urrarum..!” de vez en cuando. O tal vez fueran chismosos y, tras decenas de años pasando desapercibidos en el mismo sitio en la calle o en el parque, tuvieran mil historias que contar.

Lo que está claro es que son seres vivos. No ladran, ni parpadean, pero se alimentan y respiran, y sienten. De alguna forma, los árboles son más felices en verano que en invierno, no les gusta que les corten ni el humo de los coches.

La revista científica EOS, junto a la agencia Happiness Brussels, decidió que los árboles debían tener por fin voz, y poder contar a todos como se sentían y lo que pensaban. No en vano, ahora todo el mundo está al alcance de todo el mundo a través de las redes sociales, ¿no?

Y esto es lo que hicieron: crearon un perfil en diferentes redes sociales (Facebook, Twitter…) y mediante diferentes aparatos y herramientas (medición de sol, del tiempo, webcams, micrófonos…) y una red debidamente automatizada, pusieron a un árbol a contar como se sentía en la red. Desde entonces, se puede saber lo que piensa y siente este gigante verde a través de la web Talking Tree, y poder conocer un poco más acerca de estos enormes vecinos que nos han observado a través de los años… sin hacer un sólo ruido.

Visto en Creative Criminals.

Un granito de arena en el desierto…

3 comentarios


Un granito de arena en el desierto es una expresión que se utiliza para designar algo insignificante, incapaz de cambiar nada, inútil y perdido en el inmenso mundo. Pero, ¿qué pasa cuando sopla el aire y miles de estos granitos se ponen a volar y a viajar juntos?

Las tormentas de arena son un fenómeno que siempre me ha fascinado. Recuerdo esa escena en Océanos de Fuego, con Viggo Mortensen escapando a caballo de aquella inmensa tormenta de arena capaz de devorar un trasatlántico, y se me ponen los pelos de punta.

Quien haya vivido un día de viento fuerte en una zona de playa sabrá lo desagradable y difícil que es caminar o salir a la calle cuando el viento sopla y la arena vuela con fuerza contra nosotros. En las tormentas de arena que tienen lugar en los grandes desiertos de nuestro planeta, las partículas de polvo pueden ser desplazadas a lo largo de miles y miles de kilómetros.

De hecho, se considera que las tormentas de arena del Sahara favorecen el crecimiento del plancton en la parte occidental del Atlántico, y componen una importante fuente de minerales necesarios para la vegetación amazónica. Incluso se considera que mediante estas tormentas se ha llegado a desplazar polvo desde el Sahara hasta Groenlandia.

Os dejo con un vídeo en el que se ve a unos australianos metiéndose dentro de la tormenta de arena con su coche (en plan Twister) y es todo un espectáculo, tanto desde fuera como desde dentro. También una foto, recientemente publicada por la NASA, de una tormenta en la parte oriental de áfrica que cruza, literalmente, el Mar Rojo, como si del mismísimo Moisés se tratara.

En definitiva, una maravilla más para el ojo humano y una demostración del poder y la fuerza de la madre naturaleza en nuestro planeta, que nos hace, o a mi por lo menos, sentir pequeñitos ante su todopoderosa actividad.

Tanto el enlace como la fotografía las he descubierto gracias a ALT1040, un blog que merece la pena seguir si eres un poquito geek… como yo 😉

¿Hasta dónde hay que llegar?

2 comentarios


Es la pregunta que lanza WWF en su última campaña gráfica. ¿Qué hará falta que pase para que respetemos el planeta?

No necesita más palabras. ¡Feliz domingo!

Anuncio WWF 04

Anuncio WWF 03

Anuncio WWF 02

Anuncio WWF 01

Visto en Fubiz.

ICP Awards: La fotografía como arma para la conservación del planeta

2 comentarios


Sí, lo sé. Otra vez fotos. No puedo evitarlo, la disciplina de cazar imágenes es mi debilidad y habrá unos cuantos posts en el blog sobre foto, tendréis que disculparme. Os aseguro que todos merecerán la pena, no por mí, sino por las fotografías de grandes artistas que compartiré con vosotros.

En este caso os quiero mostrar las imágenes que han quedado vencedoras o entre las primeras de los ICP Awards, que son los premios internacionales a la fotografía de conservación. Estos premios se otorgan cada dos años con el fin de promocionar y dar a conocer las posibilidades de la fotografía como un valioso miembro para la lucha por la conservación y la preservación del medio ambiente y el entorno natural, a través del arte.

Con estos premios, lo que se pretende, además de generar una fabulosa e irrepetible colección de imágenes de naturaleza, es reconocer y premiar la excelencia en la fotografía de conservación, y a la vez educar y concienciar a los que contemplen la exposición sobre la urgencia de tomar medidas para proteger el planeta.

No os dejo todas las imágenes, sí las que más me han llamado la atención de cada categoría. Tenéis muchísimas más en la web de los premios. Espero que las disfrutéis tanto como lo he hecho yo.

Cachorro de león juega con su padre

Oryx en el desierto

Oso pescando un salmón