Pies de plátano

4 comentarios


En este blog nos encantan las cosas chulas, diferentes y molonas, y sabemos que a vosotros también. Por eso el post de hoy está destinado a dar a conocer unas babuchas que creo que cualquiera querría tener para estar en casa.

Están diseñadas por Kobi Levi, un diseñador de calzado que siempre hace cosas diferentes.

Lo mejor de todo es que no resbalan 😉

Visto en No puedo creer…

Anuncios

Gente acartonada

7 comentarios


Anton Tang siempre miró el mundo con los ojos de un niño. ¿Quién no se ha puesto nunca una caja en la cabeza y ha fingido ser un robot o un astronauta?

Ahora, esos personajes que imaginábamos cuando éramos pequeños, cobran vida y nos muestran un universo real de muñequitos hechos con cajas de cartón.

Seguro que todos ellos estaban esperando a que alguien les inyectara esa dosis de vida que tanto necesitaban.

Al margen de la original idea, hay que recalcar que la producción es impecable. Las fotografías son buenísimas técnicamente, y siempre tenemos la impresión de que los personajes tienen el tamaño real de una persona, por la profundidad de campo y los ángulos elegidos para el encuadre.

¿No son adorables? Ains… 😉

Visto en This Blog Rules.

El arte del “lávalo guarro”

4 comentarios


Lo normal cuando un coche está hecho una pena por fuera, cuando ha perdido ya su color para adoptar un marrón caca muy distintivo, es que alguien tenga la tentación irresistible de escribir con sus dedos en el parabrisas, aprovechando el lienzo de polvo y barro creado, un tremendo “LAVALO GUARRO”. Directo, cruel, inflexible.

Pero siempre hay alguien que va más allá. Es el caso de Scott Wade y su “Dirty Car Art”. Scott aprovecha los coches sucios (y en ocasiones colabora un poco en la tarea de ensuciarlos) para reproducir obras de arte o crear magníficos cuadros.

Sin duda, la demostración de que se puede ser creativo y genial en cualquier sitio…

Visto en Likecool.

Un samurai en la cocina

3 comentarios


Seguro que a muchos de los que nos leéis habitualmente os gusta el Sushi, o la comida japonesa / asiática en general. Pese a que hace algunos años apenas existía la cultura gastronómica de lo asiático en España (se iba al chino de vez en cuando, pero aquello de ir a un japonés era como exótico y ligeramente freak), poco a poco se ha ido instaurando con la popularización de cadenas de restaurantes japoneses y asiáticos como Tao, Yamato o Matsuri.

Tanto que ahora muchos, en nuestras relajadas cenas de fin de semana en casa, en pareja o con amigos, nos mola cenar Sushi o alguna otra delicia oriental. Y, por supuesto, para ser del todo cools y exóticos, la comemos con palillos.

Pues bien, si estáis cansados de usar los típicos palillos de madera sin gracia, o peor aún, de plástico barato, os dejamos para este sábado los palillos más molones que habréis visto nunca. ¡Con ellos, seréis auténticos samurais en la mesa! Los podéis comprar aquí.

¡Buen sábado a todos, y arigato por leernos! 😉

Visto en: Nopuedocreerquelohayaninventado.

Versionando a Lady Gaga

3 comentarios


Hemos visto de todo: asiáticos frikis que versionan todo lo que suena en la radio, gatos que cantan villancicos… lo que no podemos creer aún es lo que ha hecho Tin-Shi Tam, encargada de tocar el carrillón en la Universidad Estatal de Iowa, retada por los alumnos del centro a través de Facebook…

Sin duda una de las formas más… originales de versionar a Lady Gaga, que, por cierto, está hasta en la sopa.

Visto en No Puedo Creer.

Arte de toilette

4 comentarios


Lo normal cuando uno va al baño es llevarse una revista, un periódico, el móvil, o leer la parte trasera de los botes de champú, mientras que se está sentado en la taza haciendo lo que sea que se esté haciendo.

Sin embargo, Anastasia Elias decidió que ya que pasaba un tiempecito ahí a diario, porque no hacer que valiese la pena… y encontró una nueva forma, muy chula, de hacer arte.

Visto en Likecool.

¡No más dolor!

4 comentarios


Es mi gran batalla en la cocina. Lo he probado todo: cubrirme el brazo con trapos, cocinar a dos metros de la sartén, resignarme al microondas…

Por fin alguien ha acudido en mi ayuda, y desde ahora, ¡nunca más volveré a quemarme con el maldito aceite que salta!

Visto en Compradiccion.

Older Entries