Entrar por los ojos

9 comentarios


Muchas veces, cuando oímos la palabra “creatividad” en publicidad, en seguida nuestra mente vuela a aquel spot tan chulo de Coca-Cola, o aquella gráfica que tanta gracia nos hizo de Diesel, o aquella campaña de street marketing de Axe.

Y todo eso está fenomenal, pero al fin y al cabo no dejamos de pensar en acciones que se lanzan al oceano de los consumidores “a ver si pican”. Es decir, tiras una lombricita enganchada a un pequeño anzuelo e intentas que caiga en la zona que más peces haya, “a ver si hay suerte”. Si el cebo es muy apetitoso, es decir, si la creatividad es magnífica, probablemente llamemos la atención de mucha gente y alguno de ellos (una pequeña minoría) acabe “picando”. Pero no deja de ser un tiro al azar, con una dirección más o menos intencional, pero al azar al fin y al cabo.

Sin embargo, hay parcelas del universo publicitario en las que, pese a estar llenas de suculentos peces y haber menos gente pescando en su orilla, no se suele colocar el cebo más atractivo. Sí, de vez en cuando alguien tira la caña con los restos “a ver que pasa”, pero no se le presta demasiada atención. Y deberíamos.

Es el caso de la papelería corporativa, la imagen de las marcas y empresas en sus sobres, cartas, documentos, soportes electrónicos… en el 99% de los casos nos conformamos con poner un par de colores afines a nuestra imagen corporativa y el logo bien grande por algún sitio, que quede mono y estéticamente bien colocada cada cosa, y a tirar millas.

Pero hay marcas que no se conforman con eso y van más allá. Marcas que entienden que su papelería es su imagen, es el traje que se ponen para hablar con los clientes y que no basta con un traje de diario de saldo, sino que hay que llevar las mejores galas posibles. Y así lo hacen.

Es el caso de Calle 13, una cadena de televisión que siempre que hace algo en esto de la comunicación publicitaria, nos deja con la boca abierta. Y es porque no se suele conformar y siempre va más allá, logrando impactar y asombrar a aquellos que son tocados por su terrorífico mensaje. Les hemos visto en muchos territorios diferentes. En este caso, con su papelería, a mí me han convencido. ¿Y a vosotros?

Visto en Fubiz.

Anuncios

Un teaser escalofriante

6 comentarios


Se podría pensar que Chatroulette es una herramienta para chalados y gente que sólo quiera ver a tipos con sus diferentes miembros en la mano, pero aún hay marcas que están usándolo para promocionarse y hacerlo, de hecho, muy bien.

Es el caso de la peli The Last Exorcism, que ha aprovechado el tirón de esta “red social” para lanzar su teaser… y es que cuando la gente piensa que está viendo por webcam a una niña mona un tanto juguetona, viene la sorpresa. Las reacciones de los espectadores son toda una delicia.

Muy divertida.